Arte — 1 de marzo de 2022 at 00:00

Get back (The Beatles)

por

Get back (The Beatles)

Lo reconozco: soy fan de The Beatles. Cuando comencé mis andaduras en esto del «rocanrol», los chicos de Liverpool ya hacía algunos años que se habían separado y no conocí la «locura de los 60» en directo. Sin embargo, rápidamente me enamoré de su música y poco a poco fui completando toda su discografía. En algún momento llegué a reconocer cualquiera de sus canciones con solo unos pocos segundos de escucha.

Han pasado los años y mis gustos musicales se han ido ampliando, pero cuando me pongo nostálgico suelo volver a ellos. Aunque es difícil destacar alguno de sus temas, mis preferencias se decantan por sus últimos álbumes. El Álbum blanco y, sobre todo, Abbey Road (su obra maestra) son mis preferidos.

Con todos estos antecedentes os podéis imaginar mi alegría cuando la plataforma de streaming Disney anunció el estreno del documental The Beatles: Get Back, bajo la dirección de Peter Jackson (el de la trilogía de El señor de los anillos).

Aunque personalmente he disfrutado con la visión del documental, debo reconocer que las más de siete horas de duración del mismo hacen que solo sea apto para «fanáticos» como yo.

En el documental podemos apreciar la batuta de Paul dirigiendo el proyecto; el enfado (llegó a abandonar el grupo en pleno rodaje, aunque posteriormente regresó) de George, sobre todo con Paul, porque no le hacía demasiado caso; el «pasotismo» de John (en una etapa de experimentación con las drogas) y Ringo «haciendo de Ringo» desde su posición elevada en la batería, suavizando el ambiente con aportes de humor.

Aunque hay momentos tensos, me gustaría destacar que, en general, hay alegría, grandes dosis de trabajo en la composición de los temas y, sobre todo, camaradería. Aunque estaban siendo grabados constantemente, por momentos se olvidaban de todo y se dedicaban a improvisar o tocar temas antiguos, como cuatro amigos que se reúnen para disfrutar de la música y la compañía.

En otro documental, The Beatles Anthology, donde se hace un recorrido a toda su historia, desde sus comienzos en 1957 hasta su fin como banda en 1970, más allá de lo musical e histórico, los cuatro hacen constante mención a la gran amistad que les unía. Es posible que esa amistad, además de su genialidad compositiva, fuera lo que les hizo tan grandes.

Desde siempre, filósofos y poetas han hecho grandes elogios a la amistad. No hablamos de la amistad para compartir momentos de ocio o combatir la soledad. Este tipo de amistades suelen tener una duración efímera y se rompen con facilidad.

La auténtica amistad o amistad filosófica es bastante más duradera, es una amistad que supera el tiempo y las dificultades. Lo que se busca es compartir amor y conocimiento, necesita de la paciencia, de la comprensión, es estar dispuesto a perdonar, pero al mismo tiempo tener el valor de corregir al amigo para que sea mejor persona.

Get back (The Beatles)

Decía Aristóteles que «la amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas».

En su libro Ética a Nicómaco, reflejan algunas claves para entender la amistad:

  • Nadie querría vivir sin amistad, aunque tuviera todas las riquezas que quisiera, siempre se va a preferir la amistad.
  • Cuando la amistad entre dos amigos es mutua, entonces estamos hablando de una amistad recíproca. Esta amistad surge por los sentimientos correspondidos entre los dos hombres (o mujeres, o mujeres y hombres), donde no hay ninguna clase de interés ni utilidad. Este es el tipo de amistad que más perdura en el tiempo porque dichos hombres se desean el bien los unos a los otros. Los hombres tendientes a este tipo de amistad son los hombres buenos y virtuosos. Son los hombres que se asemejan en bondades y cualidades.
  • La amistad consiste más en amar que en ser amado. Añade que hay hombres que prefieren ser adulados y tener los máximos honores. Esto no es precisamente la amistad, pues en ella debe haber amor. Por ejemplo, el amor que una madre tiene a su hijo es un tipo de amistad, no es adulación, sino preocupación y cariño por el niño.
  • Los hombres malos solo serán amigos por interés y provecho, mientras que los hombres buenos lo serán por la amistad y el amor en sí mismos.

Es por eso por lo que en Get Back, más allá de querer buscar polémicas y confrontaciones, me gustaría hablar de cuatro amigos que se reúnen, que disfrutan compartiendo el amor por la música y, sobre todo, cuando se olvidan de los intereses personales, recuerdan que aquello que les unió fue la música y la amistad.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESSpanish