Arte — 1 de julio de 2021 at 00:00

Héroes de leyenda (Héroes del Silencio)

por

Heroes del silencio

Dedicado a mi hija Siria L.

Se cumplen veinticinco años de la disolución de Héroes del Silencio. Casi al mismo tiempo aparece un documental en Netflix llamado «Héroes: Silencio y rock & roll» y un libro escrito por el hermano de Joaquín Cardiel (bajista del grupo) titulado Héroes de leyenda. No he podido leer el libro, pero sí he tenido ocasión de ver detenidamente el documental.

Los fans y nostálgicos del grupo zaragozano tienen un excelente documento visual que, en una hora y media, hace un perfecto recorrido de la historia de la banda. Es interesante poder contar con el testimonio de los componentes de Héroes.

Durante algún tiempo fueron atacados con dureza por parte de la crítica, acusándoles de banda prefabricada para el consumo de adolescentes y la escucha en «radiofórmula». Efectivamente, tuvieron grandes éxitos en este tipo de emisoras, pero no producto del marketing, sino de su indudable calidad musical y unas letras profundas, muy diferentes a la frivolidad imperante en la mayoría de los grupos de finales de los 80, en lo que se ha dado en llamar «movida».

Como sucede con la mayoría de los grupos, sus inicios fueron difíciles, más aún para unos chicos «de provincias» alejados de Madrid. De las dificultades de los inicios habla la letra de Héroes de leyenda (1987), su primer gran éxito. Ese héroe del que habla la canción somos cada uno de nosotros cuando, en medio de las tormentas de la vida, seguimos luchando a pesar de las dificultades.

Todos conocemos la importancia que los antiguos griegos concedían a los mitos. Los mitos encierran varias claves y, a menudo, encontramos luchas entre los humanos y los dioses. Por ejemplo, en la Ilíada, el héroe Diomedes lucha contra el mismísimo Ares, y la Odisea es una lucha encarnizada entre Ulises y Poseidón. Para los antiguos griegos, los mitos eran modelos de conducta donde el ser humano encontraba pautas para transformarse interiormente.

El camino del héroe no es algo reservado para unos pocos: los antiguos griegos pensaban que era el destino natural para el ser humano. Por eso, ellos hablaban de los semidioses, aquellos que estaban entre los humanos y los dioses.

Concretamente, las luchas entre humanos y dioses representaban el concepto que los griegos tenían del ser humano como libre: ni los dioses (destino, dificultades, problemas) podían con él.

A menudo creemos que un héroe tiene que ser alguien musculoso y bien armado que ningún monstruo puede vencer. Pero eso es producto de nuestra fantasía alimentada por las superproducciones de Hollywood y está muy alejado del concepto griego de héroe.

Creo que lo que nosotros necesitamos no son ese tipo de héroes. En ocasiones me he referido desde estas páginas al pequeño héroe que somos cada uno de nosotros, en la medida que nos atrevemos a enfrentar nuestras batallas internas y externas.

Uno de los aspectos que nos puede ayudar a vencer es saber resistir: pero resistir sin quejarnos de lo que nos pasa. Es resistir en silencio, sin pregonar a todos que estamos sufriendo, convertirnos en héroes del silencio. Pero resistir, dentro del concepto de los mitos griegos, no es una resistencia pasiva. Resistir es buscar soluciones para aquello que me está pasando y aplicarlas.

Uno de los principios del Kybalión nos habla de lo que conocemos como ley de atracción, también recogida por algunos autores modernos. Entre otras cosas, nos dice que cuando nos quejamos estamos atrayendo las desgracias: la desgracia no sabe a dónde ir, pero cuando escucha a alguien quejarse, se queda con él.

Para convertirnos en héroes debemos cambiar la dinámica y ver la vida de una manera diferente. Lo que comúnmente llamamos problemas, dificultades, el héroe los convierte en oportunidades para superarse a sí mismo. En la medida que salimos victoriosos de esa dificultad que se nos presenta, sabemos que somos capaces de superarla y esto nos vuelve más sabios y más fuertes.

Cada uno de nosotros podemos ser héroes de leyenda: los que se sobreponen a las dificultades y siguen caminando.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESSpanish