Marzo 2013

Masaru Emoto, el médico que fotografió lo que siente el agua

Escrito por  C. Saldanha y P. Alexandre:
Masaru Emoto, el médico que fotografió lo que siente el agua

Masaru Emoto se ha hecho famoso por aportar pruebas que señalan que las emociones y los pensamientos modifican la realidad física. Parece ciencia ficción, pero no hay más que observar con detenimiento sus fotografías y conocer las circunstancias en que fueron realizadas.

Masaru Emoto es doctor en Medicina y una de las figuras de mayor relevancia en los nuevos paradigmas de la ciencia. Ha publicado libros basados en sus investigaciones, como Los mensajes del agua. Su estudio tuvo una amplia divulgación, sobre todo, con la difusión del documental ¿¡Y tú qué sabes!? Fotografiando los cristales de agua, descubrió la influencia psicológica del lenguaje y de la música en las moléculas, aportando pruebas en la controvertida cuestión de cómo las emociones y pensamientos modifican la realidad física.
Estas hipótesis no han sido siempre bien aceptadas, tanto por su audacia como por su repercusión multidisciplinar. Profundicemos un poco en el tema con esta entrevista que hacemos aprovechando su visita a Portugal.

C. Saldanha y P. Alexandre:¿Cómo le surgió la idea de fotografiar cristales de agua?
ME: No fue una idea; en realidad, fue una intuición. Cuando vi fotografías de copos de nieve en un libro, indirectamente lo asocié, porque estaba haciendo un trabajo sobre el mundo invisible y su energía. Desde hacía mucho tiempo, quería y buscaba una forma de visualizar la energía invisible. Era mi deseo, y entonces vi los copos de nieve y tuve la idea de congelar agua para obtener cristales de agua que pudieran manifestar la energía que en ella se contenía.
Lo más interesante es que no se ha limitado a fotografiar los cristales de agua, sino que los ha sometido a diferentes condicionantes: canciones, palabras…
ME: Cuando estuve haciendo este trabajo de búsqueda, estudié ambientes con personas que lloraban, y, cuando no era posible tenerlas presentes, utilizaba fotografías, o a veces ponía solamente su nombre en un papel, y utilizaba una especie de etiqueta para hacer la observación y el análisis. En relación con la utilización de música para hacer vibrar el agua, surgió así: cuando miraba las fotografías de los cristales de agua llegué a la conclusión de que son una visualización de la vibración contenida en ella, así que, si la música también es vibración, al poner música donde hay agua, esta se ve afectada y tenemos una forma de visualizar la vibración de la música.
Este investigador pionero cree que el agua pudo venir en un meteorito congelado desde el espacio y no descarta que pudiera haber llegado a través de la Luna.

El agua tiene memoria
En términos científicos, ¿cómo se puede explicar que el agua tenga memoria?
ME: No soy un científico; por lo tanto, me está pidiendo una explicación que no puedo dar. Soy doctor en Medicina, pero no científico. Es un estudio que, en el futuro, podrá integrarse en el ámbito de la ciencia; sin embargo, hoy en día no es así. Creo que algunos científicos han dicho que el agua tiene memoria, pero estos científicos han sufrido el rechazo. Cuando usamos fotografías de cristales, mostramos que son dinámicos y repiten siempre las mismas figuras, de acuerdo con la música a que los sometemos. Así se prueba que el agua tiene memoria.
Pero, tanto los estudios de Jean Charon como los de Basarad Nicolescu, por ejemplo, científicos del mundo cuántico, evidencian que los átomos tienen memoria.
ME: Pero eso es ciencia del futuro, no es ciencia actual. Mis trabajos están en este mismo nivel. Creo que la memoria está en el agua. Siempre en el agua.
¿Cuál es su explicación para las propiedades mentales y emocionales del agua? ¿Se relaciona con la física cuántica?
ME: No sé cómo es en la física cuántica, pero cuando alguien observa alguna cosa, ¡la verdad es que esta cosa se modifica! Algunos físicos cuánticos tienen sus fundamentos en el budismo. Cuando pienso en ello, creo que el tipo de investigación es muy similar a mi filosofía. Lo que considero más importante es que no tengo financiación para mis estudios y tengo que desarrollar mi trabajo con arreglo a esta realidad. Aun así, en Francia, hay recursos económicos para quienes investigan sobre el agua. Ellos consiguen realizar más estudios porque tienen más medios.
Platón, por ejemplo, relaciona el icosaedro con el agua. ¿Hay estructuras moleculares del agua que se puedan relacionar con el icosaedro?
ME: Creo que el agua, vista tridimensionalmente, tiene una estructura piramidal, es una combinación hecha con pirámides, como una estrella. Esta es una forma ideal para conducir energía. La forma de las figuras está relacionada con el número de oro. Su figura es el tetraedro.
“El agua no almacena solamente información, sino también sentimientos y conciencia”. Es una cita suya. ¿Cómo ha llegado a esta conclusión?
ME: Lo que quiero decir es que el agua es como un espejo. Llegué a esta conclusión mezclando agua potable y agua contaminada, y esta última asumió la forma del agua potable. También es así con nuestras conciencias. El agua refleja nuestras conciencias. Una vez, en una escuela, un profesor pidió a los alumnos que hicieran una experimento: cogieron arroz donde se cocinó y lo distribuyeron en tres recipientes diferentes. Para la primera taza de arroz tenían que expresar sentimientos de gratitud (“gracias”, por ejemplo), pero solo en pensamiento. Para la segunda taza, y también en pensamiento, pidió a los alumnos que manifestaran energías negativas. La tercera taza sería simplemente ignorada. El primer arroz quedó como si hubiera sido frito, y días más tarde se transformó en miso (un producto para hacer sopa, resultante de la fermentación), siendo más evidente en este primer caso que en el tercero. La explicación se debe a la cantidad de agua que existe en el arroz, la cual recibe nuestros sentimientos y consigue cocinar el arroz.
El profesor Emoto piensa que el alma del agua es amor y gratitud, y que el efecto de las palabras en el agua se puede comprender si reflexionamos en lo que se dice en la Biblia: “en el principio fue el Verbo”.

Masaru Emoto 2

Un misionero con una misión
¿Por qué se llama misionero del agua?
ME: La mayoría de las personas no conocen el agua, y los estudios sobre el agua son tabú. Por lo tanto, creo que alguien tiene que ser misionero del agua, así que yo asumí este papel.
¿Cree que hay relación entre el agua y lo que los orientales llaman campo akáshico, que ha sido estudiado por Ervin Laszlo, un campo de materia sutil considerado la memoria del universo?
ME: He estado observando aquella primera figura que pintó Miguel Ángel en el techo de la Capilla Sixtina… ¿Sabe lo que hay entre el dedo de Dios y el dedo del hombre? Pues lo que hay es agua. El agua puede cambiar su forma, y no la podemos ver. Pienso que el agua es un semiconductor, que conecta varias dimensiones. Los que ejercen el poder controlan a los pueblos y no permiten su estudio, porque no quieren que sepamos la verdad. No quieren que la gente conozca el poder del agua como vehículo de conexión entre varias dimensiones y el ser humano.
¿Hay alguna relación entre el agua y la energía chi?
ME: A esa energía la llamo hado, que es el movimiento de las olas, la vibración. Está dentro del agua, la cual transporta hado. Yo no sé si Dios anda por ahí, pero según su palabra el único vehículo que transporta hado es el agua. Hado y ciencia no es una buena combinación, pero es una ciencia del futuro, es una ciencia de conciencia.
¿Hay alguna explicación para el hecho de que el agua tome forma hexagonal frente a la palabra “amor”? ¿Habrá algún simbolismo?
ME: Una de las razones es que esta forma es muy conductora para el agua, para la vibración. La conducción de la vibración depende de la delicadeza de la forma; cuanto más delicada sea, más energía sutil conduce. Formas más toscas son menos conductoras de energía. Respeto a Einstein: él pensaba que la belleza mística debe de ser la verdad.
Masaru Emoto cree en un agua espiritual y viaja con el objetivo de despertar en la gente una nueva visión. Considera que las personas corrientes están ganando esperanza y volviéndose más positivas, y que puede activar el poder del agua a través de sus libros. Si las personas cuidan del agua y sienten gratitud por ella, nuestra relación con la naturaleza mejorará.
¿Cómo ve los problemas que el hombre ha causado al agua por la contaminación, sin demostrar ningún respeto?
ME: Quiero ser positivo, pero seguramente, en unos años habrá un cambio importante, una guerra. Si pensamos en el petróleo, es un problema grave y muy complicado de resolver, pero creo que si las personas dirigieran sus conciencias hacia el agua y la apreciaran verdaderamente, quizás conseguirían parar el “programa”. Quiero ser optimista y no pesimista, y sólo deseo que sepamos disfrutar de la vida y resolver nuestros problemas.
Emoto, japonés de nacimiento, considera que en su país se ha olvidado la tradicional concepción sintoísta de respeto entre el hombre y la naturaleza. Ha centrado su trabajo en el extranjero porque considera que lo autóctono no es bien considerado allí.

Masaru Emoto 3Lo que opina la comunidad científica
¿Cómo ha reaccionado a sus investigaciones la comunidad científica reconocida en el área de biología?
ME: Hay varios grupos. Por ejemplo, un grupo me apoya, otro cree que he hecho un buen trabajo… los otros se mantienen en silencio. Unos rusos produjeron un documental sobre el agua con declaraciones de varios científicos, donde el guión tiene que ver con mis investigaciones. Los cristales de agua eran el tema principal. Hay muchos más investigadores que hablan sobre el agua mística. En virtud de mi trabajo muchos jóvenes se están interesando por este asunto y serán ellos los nuevos científicos, mayoritariamente biólogos o físicos.
De sus experiencias, ¿cuál ha sido la que más le ha sorprendido?
ME: Cuando observé los cristales de agua en la imagen de amor y gratitud. Pero también cuando observé cristales de agua con el sonido de una oración budista, donde el cristal mostró una imagen muy sagrada, divina. Creo que esta imagen es de otra dimensión, de otro mundo.
¿Sus experiencias demostrarán la validez de la homeopatía y las flores de Bach?
ME: Pienso que sí. Las personas implicadas en esta área están satisfechas con los resultados obtenidos en los estudios con cristales de agua. Cuando estaba haciendo mis investigaciones, también empleé material utilizado para hacer medicamentos de homeopatía. La homeopatía siempre me ha sido muy familiar.
Masaru Emoto pretende difundir su mensaje, sobre todo entre los más jóvenes, a través de la educación. Está impulsando un proyecto para distribuir gratuitamente en todo el mundo un libro con sus ideas destinado a los niños. Sabe que cualquiera puede comprobar sus experimentos con un microscopio y un congelador, tal como describe en sus escritos.
¿Hay algo importante que nos quiera decir para finalizar?
ME: Es la primera vez que estoy en Portugal. Estoy muy agradecido a los misioneros portugueses por haber llevado a Japón, hace seiscientos años, el coraje occidental. Tengo mucho respeto por los portugueses por su valentía. Y ahora estoy en Portugal como un misionero del agua, ¡solo que no he venido en barco, sino en avión!

Entrevista realizada por C. Saldanha y P. Alexandre. Cortesía de http://www.nova-acropole.pt/a_entrevista_masaru_emoto_propriedades_subtis_agua.html
Traducción: Lucia Prade

Compartir

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar