Arte — 29 de febrero de 2020 at 23:00

Un pozo en el desierto

por
Un pozo en el desierto

Buscaba ayer un pozo en el desierto;

perdida, me embargaba la tristeza.

El verme en soledad me sofocaba,

mas pude distinguir una palmera.

Allí fui dirigiendo mis pisadas,

ansiosa por llegar a su presencia.

Al fin hallé el brocal que me esperaba,

mostrándome, del agua, su pureza.

Bebí temblando, entonces, azorada;

¡el pozo un manantial nos ofrecía!

[El cielo ha respondido a mi plegaria].

Y el nuevo sol, radiante, ¡ya salía!

Mas hoy he levantado la mirada

y veo a muchos seres a mi lado.

Saciando, como yo, su sed del agua,

bendicen el oasis… ¡tan amado!

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESSpanish