Arte — 31 de diciembre de 2015 at 23:00

Un rayo de esperanza

por

En total oscuridad,

¡qué fácil es el perderse!

El temor nos atenaza,

caminamos inseguros

y caemos, sin tardanza.

 

Mas si en medio de la noche

surge un rayo de esperanza…

esa luz nos ilumina

¡y da impulso a nuestra marcha!

 

«¿Qué podrá ser –te preguntas–

lo que necesita el alma?

El ejemplo de los otros,

el saber que te acompañan

y percibes el camino

cuando la senda se alarga.  

¡Jamás estarás perdido

si hay faros que lo señalan!».

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESSpanish