Arte — 31 de mayo de 2016 at 23:08

Enseñó el Maestro Yoda… ¡Diferente!

por

«Debo vencerme a mí mismo»,

–me escuché, sin más, decir–.

«Mas los grandes enemigos

no se irán lejos de ti.

No vendrá del exterior

lo que te haga decidido.

 

Nada más abrir los ojos,

la victoria te fue dada;

toma en tu mano la espada

para vencer al dragón.

 

En mitad de la batalla

surge evidente el valor

que a tus armas engalana:

libre, audaz, puro y valiente;

para la entrega, capaz,

para el amor, ¡diferente!

 

No será la cantidad

lo que enaltezca tu vida.

Busca siempre calidad.

¡Excelencia es la medida!».

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESSpanish