Sociedad — 31 de marzo de 2015 at 22:00

Josep Pàmies y su «Dulce Revolución»

por

La Dulce Revolución es una asociación sin ánimo de lucro que agrupa a todas las personas que quieran compartir sus experiencias positivas fruto del uso de las plantas medicinales y las terapias naturales no agresivas. La Stevia Rebaudiana da nombre a la Dulce Revolución, por su sano dulzor y por sus propiedades medicinales, todavía hoy negadas por una administración sanitaria vendida a los intereses de la gran industria farmacéutica.

El Sr. Pámies es un payés luchador en múltiples ámbitos agrícolas, y forma parte del movimiento slow food, que defiende una alimentación meditada, ecológica, sustanciosa y sana. Sabe que las plantas de stevia han chocado en otros países –en especial, en EE.UU.– con la industria productora de edulcorantes sintéticos, entre ellos el aspartamo, que ha perdido algunas batallas frente a la planta dulce en la producción de yogures edulcorados, galletas y refrescos. «Hay mucho dinero en juego», sostiene Pàmies. Su interés en la difusión de los poderes de la stevia no es económico, asegura. Su plantación del arbusto es limitada, advierte. «Me gusta buscar las propiedades de las plantas, porque creo que es mejor lo natural que la química –explica–. Le he regalado manojos de stevia al cocinero Ferran Adrià, que las está probando en su fundación Alicia, dedicada a cocinar de forma cardiosaludable».

En estos últimos años también está trabajando para introducir la Stevia Rebaudiana en España, un auténtico tesoro para personas con diabetes, hipertensión, colesterol, triglicéridos, ansiedad, obesidad, etc. Sin embargo, se queja de las muchas dificultades que se encuentra por parte de la Administración (a la que acusa de no importarle ni el sufrimiento de las personas ni el expolio del presupuesto sanitario por parte de la industria farmacéutica).

La stevia y la Dulce Revolución es, pues, la punta de lanza que permitirá abrir el camino para la recuperación de los conocimientos populares en lo referente al uso de las plantas medicinales en general y a otras terapias naturales de bajo coste. El objetivo de la asociación es concienciar a la sociedad para que adopte una alimentación sana, equilibrada y ecológica, como primera medida de prevención de enfermedades, y también para que se interese por las terapias naturales de poco coste que se encuentran en la sabiduría popular y ancestral. También pretenden recopilar testigos de personas que hayan podido curar su enfermedad a través del uso de plantas medicinales, para así, fomentar la propagación de cultivos y usos de tales vegetales.

Además, en su blog personal, Josep Pámies trata temas bastante polémicos y publica las cartas que ha escrito a organismos públicos (como por ejemplo la OMS) explicando los resultados obtenidos con sus experimentos con plantas medicinales. Desde luego, es un gran ejemplo de cómo vivir en pro de una causa que puede ser útil a los demás. Por eso consideramos que el Sr. Pámies es gente que hace el bien, y desde aquí queremos felicitar la iniciativa y agradecerle por su dulce revolución.

http://www.dolcarevolucio.cat/es/
https://joseppamies.wordpress.com

Autor

Etiquetas

One Comment

  1. Alberto Rodriguez

    El señor Pámies, no es un simple luchador.
    El señor Pámies, es el David contemporáneo.
    Para enfrentarse a este Goliat, no es suficiente contar con un arma, por muy
    sofisticada y precisa que esta sea.
    Para enfrentarse a esta bestia sin escrúpulos, y sin el más mínimo sentido de
    la dignidad. Hace falta contar con un coraje y valentía, que no parecen propios
    de esta época que vivimos, en la que la anestesia mental colectiva parece ser el
    denominador común que nos guía.
    Cuando veo el trabajo que personas como Josep son capaces de afrontar, con todos
    los inconvenientes incluso peligros que se pueden derivar. Pienso, que, igual todo
    no esta perdido . Me queda una esperanza y en todo caso puede ser que la cordura
    humana recobre el camino de la sensatez. Por nuestro bien , pero sobre todo por
    los que viene detrás nuestro.
    Por todo ello, te doy las gracias, a ti, a tu familia, y a toda sociedad que te apoya.
    Gracias por intentar que sigamos siendo libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish