Filosofía — 1 de enero de 2023 at 00:00

El prójimo del siglo XXI: Emmanuel Lévinas

por

Emmanuel Lévinas

Llueve, es invierno y paseamos por la calle de una ciudad del siglo XXI. En un portal de supermercado, acurrucada está ella, algo sucia, sin zapatos. Quizás no exhibe ninguna minusvalía, quizás ni siquiera pide limosna, pero sabemos que necesita ayuda. Ha habido un contacto, una comunicación entre nosotros. Podríamos ignorar lo que hemos visto, pero vamos a necesitar justificarnos, y en función de lo que justifiquemos bloquearemos accesos al mundo emocional.

Este es el planteamiento de Emmanuel Lévinas, judío lituano que sobrevivió al holocausto (1906-1995). Influido por Edmund Husserl, que estudió nuestra relación con los demás, y Martin Buber, que afirmaba que de nuestra relación con los demás surge el sentido de la vida, Lévinas descubre el prójimo como una comunicación inevitable con nosotros mismos y con los fenómenos de nuestra conciencia.

Así como es hermoso ver el mismo paisaje descrito por distintos poetas y descubrir nuevos rincones en cada verso, es hermoso ver enunciada de nuevo en la filosofía moderna la conciencia del prójimo de grandes maestros como Sócrates o Jesús. Los colores y la técnica con los que se pinta el amor al prójimo no son los mismos pero sigue siendo el mismo sentimiento.

A veces las palabras pueden alejar la idea de fondo, aunque en ocasiones le dan relieve, y a veces influyen en los contemporáneos y en el futuro. La razón de Emmanuel Lévinas convertida en lenguaje cumple las tres funciones. Jaques Derrida, en sus últimas obras, trata temas éticos influido por Lévinas y estudia la responsabilidad en relación con cuestiones humanitarias como el asilo político.

Emmanuel Lévinas

El tema del prójimo es esencial para llegar a ser humanos, más que la razón inteligente, que escudriña y domina las leyes de la naturaleza. Es nuestra empatía con la vida, la vida humana y también la vida del planeta. Hoy tenemos poetas con voz clara que cantan los grandes temas de la filosofía. Podemos recordar a Atahualpa Yupanqui y a Mercedes Sosa cantando: «A esta hora exactamente hay un niño en la calle», y la comunicación con nuestra conciencia se establece, y decidimos qué hacer con nuestro propio futuro.

 

Bibliografía:

Totalidad e infinito (1961), Emmanuel Lévinas.

Políticas de la amistad (1994), Jacques Derrida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish