Editorial — 31 de enero de 2021 at 23:00

Ciencia con conciencia

por

ciencia con conciencia

Nos complace dar cabida en Esfinge a informaciones y temas relacionados con las ciencias, de la mano de nuestros colaboradores, que combinan su mentalidad y quehacer relacionados con las diferentes disciplinas de las ciencias de la naturaleza y la forma de pensar llamada humanista, es decir, cercana a la filosofía, o la historia.

La racionalista división de los saberes, que tiende a oponerlos, está perdiendo la partida ante la interdisciplinaridad y el estudio multifacético de la realidad, desde variados puntos de vista: el de las humanidades y los de las diferentes ciencias. Es lo que vemos en el contenido de este número de Esfinge, que viene cargado de sugerencias interesantes que nos hacen reflexionar sobre cómo pensamos y cómo deberíamos pensar.

Del Renacimiento nos llega un mensaje inspirador en una famosa frase de François Rabelais: «Ciencia sin conciencia es la ruina del alma», que cita uno de nuestros colaboradores. Es como una llamada de atención para un exceso de cientificismo y nos recuerda la necesidad de tener un poco más claros las finalidades y los principios del quehacer científico y sus límites éticos.

Por eso, este número de Esfinge también ha dedicado espacio a las humanidades, como una ayuda indispensable para despertar y equilibrar la conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESSpanish