Arte — 1 de abril de 2014 at 00:00

A cada paso

por

Cuando el mundo te presente
sus colores hechizantes
y no sepas cómo hacer,
tus avances han de ser
pequeñitos, pero en calma.

Llénate de confianza
en la mano que te ofrece
la virtud de su palabra.
Y, notando su calor,
percibirás que hay un Dios
en el fondo de tu alma.

Al saberlo, ¿qué te dice
cada día en la mañana,
para que su Voz dirija
tu pasión enamorada?
A cada paso que des,
se retirarán las aguas…

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESSpanish