Abril 2008

LIBERA TUS LIBROS Y HAZ DEL MUNDO UNA BIBLIOTECA

Escrito por  Aida Sánchez
LIBERA TUS LIBROS Y HAZ DEL MUNDO UNA BIBLIOTECA


“Los libros viven” o “están aburridos de tu estantería” son lemas del movimiento ‘Bookcrossing’. Más de tres millones de libros ya pasan de mano en mano en todo el mundo. ¡Lee y comparte! ¡La biblioteca universal, cada vez más cerca!


Wikipedia define Bookcrossing (BC) como la acción de dejar un libro en un lugar público para que sea tomado y leído por otros, y para que éstos, a su vez, lo dejen de nuevo en otro lugar público.

Este movimiento mundial, que nació en 2001 de la mano del informático Ron Hornbaker, está formado, hasta el momento, por más de 500.000 miembros (más de 33.000 en el Estado español) que han liberado ya más de tres millones de libros en todo el mundo.

Inspirado en la posibilidad de compartir en Internet de manera casi ilimitada información y flujos de ideas, Hornbaker creó en 2001 el proyecto Bookcrossing. El procedimiento se basa en que después de compartir un libro, mientras éste pase de mano en mano a lo largo de todo el mundo, su recorrido pueda ser conocido y seguido por su propietario original mediante la Red. Así, de alguna manera, éste lo mantiene siempre en su propia estantería pero dentro de una gran biblioteca mundial virtual.
¿Cómo puedo empezar a ‘liberar’ libros?
‘Liberar’ es la palabra utilizada por los bookcrossers para el hecho de abandonar un libro a su suerte. Si tú también quieres compartir tus novelas sólo tienes que registrarte en la web para conseguir un BCID (número de identificación de Bookcrossing) que será lo que identifique ese ejemplar concreto en la base de datos del sistema y lo que te permitirá rastrear el recorrido del libro.

El número de registro lo puedes escribir directamente en el interior de la cubierta o en una etiqueta en la que se pide a la persona que lo encuentre que entre en la web de Bookcrossing y escriba un pequeño comentario para notificar el hallazgo, y finalmente que suelte de nuevo el libro una vez lo haya leído.

Una vez convenientemente identificado sólo tienes que dejar el libro en un lugar público.

¿Qué hago si encuentro un libro BC?
Lo puedes notificar anónimamente en la web o también puedes, si lo deseas, darte de alta en la web y comenzar a liberar obras.

¿Puedo liberar libros en cualquier sitio?
Sí, aunque también existen zonas oficiales de Bookcrossing, llamadas ‘zonas de cruce’ o ZOBC. Éstas se suelen encontrar en lugares como cafeterías, restaurantes u otro tipo de negocios públicos. En algunas ZOBC incluso hay estanterías puestas por los participantes para liberar libros y facilitar la caza de los mismos.


Autobuses, vagones de metro, salas de espera, probadores y cafeterías suelen ser los lugares más comunes para depositar y encontrar libros BC pero cualquier rincón de la ciudad que para ti sea especial puede ser bueno.

Entre las zonas de liberación en el Estado español, algunas se han convertido ya en clásicas entre los aficionados. Tal y como nos explica Edurne Álvarez, aficionada bookcrosser desde 2004, uno de los puntos “casi míticos” para el movimiento era el llamado ‘árbol de Yago’ en Barcelona. “Era un plátano que estaba justo delante de la Biblioteca de Cataluña.Tenía varios agujeros en su corteza, donde dejábamos los libros que liberábamos, finalmente el Ayuntamiento de la ciudad lo taló y fue una verdadera pena”, afirma.

Otros puntos de gran movimientos bookcrosser son, tal y como nos explica Edurne, el León de Wam, en la Plaza de Oriente de Madrid, los bancos de la Alameda de Santiago de Compostela, los puestos de la Semana Negra de Gijón o el campus de la Universidad de Cádiz. La comunidad Bookcrossing-spain, una de las más activas del Estado, cuenta en su web con un listado de Zonas Oficiales de BC y otras zonas de liberación.

Desde la web de Bookcrossing sólo advierten que han detectado algunos problemas a la hora de abandonar libros en aeropuertos o estaciones de ferrocarril con sistemas de seguridad muy estrictos.

• ¿Qué ventajas tiene el Bookcrossing?
Edurne explica que la mayoría de los participantes de Bookcrossing piensan que esta práctica anima a los lectores a descubrir a autores y géneros que no habían leído antes. “La web también consigue enganchar a más gente a la lectura y conocemos casos de miembros de BC que cuando leen un libro y les gusta compran más ejemplares para distribuirlos a través de Bookcrossing”, señala la bookcrosser. “Aunque hay editoriales que han mostrado su rechazo hacia esta práctica, también hay otras que la han promocionado, regalando libros o difundiendo sus beneficios como actividad que promociona la lectura a medio y largo plazo”, añade.

http://www.canalsolidario.com/

Aida Sánchez

Deja un comentario