Febrero 2013

Editorial

Escrito por 
Editorial

Las inmensas posibilidades de información que tenemos a nuestro alcance, gracias a las nuevas tecnologías que han conformado la Sociedad de la Comunicación, nos permiten que tengamos a mano, como nunca antes había sido posible, infinitas fuentes de conocimiento. Si alguien siente la necesidad en nuestros días de profundizar en algún tema o campo de estudio, puede hacerlo de manera bastante fácil y gratuita. Y sin embargo, esa misma facilidad o accesibilidad, en términos actuales, está produciendo el efecto contrario, pues predomina por todas partes la superficialidad. Cualquiera se siente capacitado para escribir o hablar de cualquier cosa, o incluso de plagiar los trabajos de otros, sin el menor miramiento y con la mayor desfachatez.

Tal sobrecarga de conocimientos inútiles vienen justificando desde hace años la necesidad de acompañar a los buscadores por los laberintos, como hacen los guías en los espacios inhóspitos donde es fácil perderse.

Nosotros pensamos que Esfinge podría cumplir en cierta forma esa función que consideramos necesaria y puesto que se trata de navegar, nos proponemos proporcionar algunas cartas de navegación que orienten el rumbo de los que, como nosotros, quieren saber más, no de cualquier cosa inútil, sino de aquellos temas que nos ofrezcan respuestas perdurables para nuestras preguntas permanentes.

Nuestros artículos no pretenden agotar los temas que abordan. Sería no solo pretencioso, sino imposible. Pero eso no significa que no nos comprometamos con la profundidad y el rigor y con el respeto a quienes nos encuentran en sus navegaciones.

El Equipo de Esfinge

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar