Octubre 2020

En mitad de lo oscuro

Escrito por  Teresa Cubas Lara
En mitad de lo oscuro En mitad de lo oscuro

Toda vida interior

necesita expresarse:

a través de la ciencia,

a través de las artes…

 

¿Cómo puede quedarse,

sofocado y desnudo,

cuanto anhelo de bello,

sin plasmarse en el mundo?

 

«Busca siempre hacia adentro

lo mejor de ti mismo.

Trabajando por ello

forjarás un camino».

 

¿Qué otro modo tenemos

de gestar el futuro

sino alzando una antorcha

en mitad de lo oscuro?

 

«No apetezcas honores.

No persigas la fama.

Tras el giro del tiempo

todo es humo que pasa».

 

«Deja huella profunda

del hacer de tu alma.

Pueda ser que descubran

el ovillo de Ariadna…».

 

(*) Ariadna era hija del rey Minos de Creta. Su padre tenía encerrado en el centro de un laberinto al Minotauro a quien, cada nueve años, había que alimentar con jóvenes atenienses.

Teseo —hijo de Egeo, rey de Atenas— se ofrece a ir y matar al Minotauro. Ariadna se enamora de él y le regala un ovillo de hilo para que, una vez dentro del laberinto, pueda irlo desenrollando y utilizarlo de guía. que le indique el camino de regreso.

Compartir

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Abriendo caminos

Deja un comentario

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.